Palabras (que no ‘palabros’)

Posted: January 27, 2011 in Aunque la mona se vista de seda...

Palabras, palabras, palabras. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Por la mañana, por la tarde, por la noche. Son vitales, existen porque tienen que hacerlo. Entonces…¿cómo algo tan fundamental puede llegar a provocarnos arcadas? La culpa no es suya sino de quien las pronuncia. Pueden llegar a usarse tan mal que hagan saltar las lágrimas, salir sarpullidos o provocar la ira.

La importancia de lo que se dice depende de quien lo dice. Es una pena, sí, pero no todos tenemos el mismo poder sobre las palabras. El problema se hace más grave (fuera del drama individual de cada uno) cuando alguien con un cargo importante es el autor de la desgracia (drama social). Por eso debería ser obligatorio un máster en palabras para ser alguien con un mínimo poder sobre el resto. Porque ‘palabros’ podemos soltar todos (los ‘palabros’ no se dicen, se sueltan o escupen)

¿Lo bueno? Podemos decidir no escuchar. ¿Lo malo? Que si quien escupe es el que manda, mal vamos…

(Sí, este post habla, sobre todo, de política)NoWords

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s