“Despejamos ya”; así acabó un ejemplar #26S tras un 25-S para el olvido

Posted: September 27, 2012 in Aquellas pequeñas cosas...

La agradable noche del miércoles en Neptuno, tras el espantoso capítulo de violencia desmesurada del 25-S, acabó en desalojo. Pasadas las 23:30 horas, por la radio de un antidisturbios al que me acerqué para sacar un foto de un grupo acorralado en la esquina del Museo Thyssen se dio la orden: “Despejamos ya” y acto seguido, un compañero indicó que se pusieran los cascos.  Ante la evidencia, un chico que tenía detrás se dio la vuelta y se fue y el mismo policía de antes me miró y me dijo: “Sí, lo mejor es irse a casa ya”. Acto seguido, disparos de escopeta de bolas de goma al fondo, gente corriendo… Un par de fotos más y se me ‘invitó’ a salir de Neptuno por la Calle de Cervantes (ir a Cibeles era imposible por las cargas y la cantidad de policía allí).

  Callejeando para llegar al centro (rápido despliegue para cortar todo) escuché algo que espero que se  descontextualizara en mi mente, pero visto lo visto, me temo que no; un antidisturbios decía a otro que  “aunque pasen tranquilos hay que darles”, tras pasar un grupo de jóvenes increpándoles. Es horrible escuchar eso pero explica muchas cosas.

Llegué a Sol (la vuelta fue más corta que la que tuve que dar del martes) justo cuando entraban en la plaza dos furgones policiales. El despliegue policial se reubicaba. Las calles Montera y Preciados también recibieron a policía. En Callao, mientras escribía este post tenía justo delante cinco coches con agentes fuera mientras pasaban constantemente por Gran Vía mareas de luces azules. Luego me enteré del ‘caos’ de Cibeles, de los porrazos y de los detenidos.

A pesar de todo, fue un día bonito y ejemplar. La gente volvió a salir por miles y sacó a los violentos de la protesta (dudas de que fueran infiltrados) haciendo constar, para los que aún quieran sembrar dudas, que la acción era pacífica. Además, varios recogieron, antes de la carga final, la basura del suelo.

Que siga la gente saliendo a la calle, que no les desanime esta demostración de fuerza de los que mandan, que no les pueda el miedo que les quieren imponer como rutina.

(Foto: momento en el que el hombre arrodillado grita a la Policía “estas son mis armas” con los brazos en alto. Más en Twitter: @MMedinillaS)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s